Aviario Genesis, Especialidad en Diamantes de Gould y Canarios de Forma
  Genética de los Rizos
 

.

Genética de los rizos, recomendaciones para la cría de Canarios


 

.

Los rizos de los canarios se deben fundamentalmente a dos hechos diferentes entre si: 

.

a.

Que algunas plumas no nacen en la dirección normal hacia atrás.

b.

Que esas plumas que no nacen hacia atrás tienen una curvatura mayor que la normal.


A estos dos factores esenciales o fundamentales se une, en algunas razas, el hecho de que las plumas son de una gran longitud.
Con estos dos hechos se explican la totalidad de los rizos que presentan las diversas razas. Todos los rizos se forman porque las plumas nacen en una dirección perpendicular a la que podemos considerar normal y se curvan machismo.

No cabe la menor duda que los rizos de las plumas son debidos a varias mutaciones que dependen de varios genes y que tiene un carácter genético cuantitativo, ya que del cruce de un canario rizado con otro que no lo es se pueden obtener muy diversos resultados: canarios sin rizos, con un solo rizo, con varios rizos pero muy poco señalados, con algunos rizos bien señalados pero con ausencia de otros, con todos los rizos pero muy poco marcados, etc.

Estos resultados nos demuestran que:

  • El carácter genético de los rizos es cuantitativo, ya que unos pájaros nacen con una mayor cantidad de rizos que otros.
  • Debe existir un factor de simetría que regula que haya rizos en los dos lados. Cuando este factor falta hay rizos en un lado pero no en el otro.
  • La dirección anormal en que crecen las plumas ¿por que se da en unas zonas y no en otras?, ¿por que a algunos pájaros les falta un determinado rizo? Este hecho se explica por la existencia de uno o varios factores de localización que hacen que los rizos nazcan en determinados lugares.

Esta complejidad de factores hace que no se puedan sacar reglas claras sobre los cruzamientos a efectuar, tal como suele ocurrir con algunos aspectos de los canarios de color. No obstante, teniendo en cuenta la experiencia de numerosos criadores de canarios rizados y la experiencia acumulada con otras razas de animales en los que se seleccionan factores que dependen de genes de carácter acumulativo, podemos numerar o nombrar los siguientes principios a tener en cuenta en la cría de los canarios rizados: 

.

1.

El criador debe conocer perfectamente el estancar de la raza que está criando para poder seleccionar o desechar aquellos ejemplares que se adapten o separen de las condiciones establecidas.

2.

Se deben utilizar como reproductores ejemplares que se aproximen lo más posible a las características óptimas.

3.

Cruzar siempre el mejor con el mejor. Todo ello con la finalidad de intentar asegurar en la descendencia una acumulación de las buenas cualidades de los reproductores, ya que los genes actuantes tienen un carácter cuantitativo y acumulativo.

4.

Compensar los defectos de un ejemplar con las cualidades de su pareja. Nunca intentar compensar los defectos de uno con los defectos contrarios; por ejemplo, no cruzar un ejemplar al que le faltan rizos en el pecho con otro que los tiene en exceso y le suben hasta el cuello.

5.

Hay que tener presente que todos los defectos no tienen la misma importancia genética. Veamos esto con un poco mas de detalle. En un canario rizado, la disposición de los rizos de la espalda y los flancos es, vista desde arriba, la siguiente:

 

.

 

.

a.

Los defectos más comunes, en cuanto a la disposición de estos rizos, se presentan asociados según muestran los dibujos siguientes

 

.

La dirección incorrecta que se observa en las aletas, en la realidad corresponde a una aleta caída, es decir, a una aleta que crece hacia abajo. No hay que confundir esto con la falta de aletas en un lado, pues son dos casos totalmente diferentes.

.

b.

El defecto del dibujo n° 1 (aleta derecha caída y la parte izquierda de la espalda de menor tamaño que la derecha) tiene una mayor transmisibilidad genética que todos los demás. Si cruzamos un pájaro con el defecto n° 1 con otro normal, un porcentaje elevado de sus hijos saldrá con el mismo defecto, cosa que ocurrirá en mucho menor grado si hacemos el cruce con el n° 2, n° 3 ó n° 4. DADA LA DOMINANCIA DEL DEFECTO N° 1, todo criador de rizados deberá descartar los ejemplares que tengan ese defecto.
Cualquiera de los otros defectos puede ser más fácilmente corregido realizando cruzamientos con canarios de características perfectas para esos rizos, pero nunca realizando cruzamientos entre ellos, ya que estos se transmitirían a su descendencia y tendríamos muy pocos hijos con características adecuadas.

 

c.

Si uno de los rizos de las aletas esta menos desarrollado que el otro, suele ocurrir que el rizo correspondiente al lado opuesto de la espalda esta también menos desarrollado:
Este tipo de defectos no tiene tanta dominancia genética como los descritos anteriormente, pero hay que procurar huir de que se den estas deficiencias en nuestro criadero.

 

Volviendo a insistir en lo dicho anteriormente, nunca hay que cruzar entre si canarios con defectos toles como los que hemos visto. Téngase en cuenta que dichos defectos se deben a desequilibrios en el factor de simetría y realizar estos cruzamientos equivale a reforzar ese desequilibrio, en lugar de intentar restaurarlo y afianzarlo

 
  Hoy habia 3 visitantes (16 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=